La Mexicanita

Un conocido restaurante de comida mexicana en Estados Unidos, tenía el proyecto de crear su propia salsa como insignia para sus platos, y venderle a su clientela, existía la necesidad de crear un identificador y la etiqueta para dicha salsa.

Se creó un identificador para la salsa, aplicando colores tradicionales de la cultura mexicana como el verde, el blanco y el rojo; para la etiqueta se utilizó el dibujo de una mujer mexicana tradicional y un fondo con figuras propias de la cultura; y para el nombre “La Mexicanita” se utiliza una tipografía Handwriting que sea de fácil captación y que se asemeje al cuerpo de una mujer.

Se obtuvo una etiqueta con estilo mexicano que demuestra claramente la cultura de ese país en su máxima expresión, y que se identifica con la empresa fielmente, y al mismo tiempo cumple con el objetivo de promover la venta de la salsa.